Lord Byron (1788-1824) Fue un poeta inglés. Su poesía fue un antecedente para los poetas modernos como Baudelaire y Rimbaud, ya que está fundada en una personalidad turbulenta en medio del hastío.

Lord_Byron_in_Albanian_dress

 

No me hagas evocar, No me hagas evocar

No me hagas evocar, no me hagas evocar,
esas amadas horas desvanecidas,
cuando toda mi alma te pertenecía.,
horas que nunca serán olvidadas,
hasta que el tiempo debilite nuestras fuerzas vitales,
y tú y yo dejemos de existir.
¿Puedo yo olvidar, puedes tú olvidar, cuando jugueteando con tu dorado cabello, la premura con que latía tu palpitante corazón? 
Oh, por mi alma, aún te veo
con ojos muy lánguidos, pecho muy hermoso,
y labios que, aunque callados, amor exhalaban!
Cuando así reclinada en mi pecho,
tus ojos me volvían una mirada muy dulce
,que, aunque un poco reprochadora, alzaba el deseo,
y aún más cerca y más cerca nos estrechábamos,
y aún nuestros encendidos labios se encontraban
como si fueran a expirar en los besos.
Y luego esos pensativos ojos se cerraban,
y unión los párpados entre sí buscaban,
velando las azules órbitas debajo,
mientras el oscuro lustre de sus largas pestañas
parecían invadir la brillante mejilla,
como el plumaje del cuervo alisado en la nieve.
Anoche soñé que nuestro amor regresaba,
y es dulce el decirlo, ese mismo sueño
era más dulce en su fantasía
que si por otros corazones yo ardiese,
pues ningunos otros ojos como los tuyos podrían destellar
en la salvaje realidad del éxtasis.
Entonces no me hables, no me hagas evocar,
las horas que, aunque desaparecidas para siempre,
aún pueden restituir un sueño placentero,
hasta que tú y yo seamos olvidados,
e inertes e insensibles estemos, como la lápida
desmoronada que diga que ya no volveremos a ser nunca.

 


 


 

(…)

(Lord Byron, Visor de Poesía, Poemas Escogidos)


 

in-bed-the-kiss-1892.jpg!Large

(La pintura de la entrada es: En la cama, el beso. De Toulousse-Lautrec, 1892)